Sticky Chameleons

Los camaleones son animales solitarios que suelen vivir ocultos en rincones de bosques frondosos. Eso es lo que dice la ciencia. Pero, claro, del dicho al hecho hay un trecho.

Para ti, eso es solo un bonito sueño que se queda muy lejos de tu día a día. Eres un camaleón joven, miembro de una familia numerosa e inadaptada. Y no tienes elección. Debes permanecer con el grupo.

Tiene sus ventajas, eso sí. Las serpientes y los leopardos mantienen las distancias. Tu familia es muy numerosa y no se atreven con tanto camaleón junto. Además, siempre tienes a alguien con quien conversar a la luz de la luna.

Pero hay un pequeño inconveniente. Cuando llega la hora de comer… ¡es la ley de la selva! Estáis todos tan hambrientos que al final acabáis convirtiendo las comidas familiares en una competición por ver quien llena primero el buche.

¿Serás el más rápido a la hora de echarle la lengua al insecto más sabroso que se cruce en vuestro camino?

El juego de las lenguas pegajosas

En Sticky Chameleons, cada participante dispone de una lengua pegajosa que tendrá que utilizar a modo de latiguillo para ir recogiendo los insectos más sabrosos de la mesa, a la vez que esquiva a las peligrosas avispas. ¡Como si de un camaleón de verdad se tratara!

Al inicio de la partida, se colocan al azar sobre la mesa las 30 fichas de insecto que incluye el juego, y también las de la avispas. Durante el transcurso del juego, tendrás que intentar ser el más rápido a la hora de comer para alzarte con la victoria. El primero jugador en obtener 5 fichas de apetito será el ganador.

Para conseguir estas fichas de apetito, tendrás que coger con tu lengua pegajosa los insectos adecuados. La partida se divide en rondas que se juegan de forma consecutiva hasta que un jugador vence.

En cada ronda, hay dos fases:

  • Fase de observar. El jugador que tenga los dados los lanza sobre la mesa. El dado de insectos muestra el tipo de insecto que hay que atrapar y el dado de colores muestra el color de ese insecto. Ese insecto se considera el más apetecible.
  • Fase de comer. Todos a la vez, tenéis que usar las lenguas para atrapar el insecto más apetecible. Si lo logras, lo retiras de la lengua con la otra mano, lo dejas de nuevo sobre la mesa y tomas una ficha de apetito… Y en cuanto lo haces termina la ronda en curso. Pero cuidado… ¡no puedes tocar el resto de insectos o avispas, aunque se queden pegados a tu lengua! ¡Y tampoco puedes sujetar la lengua con la otra mano! ¡Y mientras, el resto de jugadores pueden intentar robarte el insecto con sus propias lenguas!

¿A que parece divertido? ¡Pues lo es aún más!

Si atrapas sin querer una avispa… ¡te picará! Si hay una avispa en tu lengua cuando vayas a retirar el insecto más apetecible, no obtendrás ninguna ficha de apetito. Incluso si la avispa se cae después de despegar el insecto pero antes de devolverlo a la mesa.

Y no te preocupes por las lenguas: se pueden lavar y reutilizar.

Galería

Componentes

  • 8 lenguas pegajosas (incluye 2 adicionales)
  • 30 fichas de insecto (6 tipos en 5 colores distintos)
  • 5 fichas de avispa
  • 30 fichas de apetito
  • 1 dado de insectos
  • 1 dado de colores
  • 1 reglamento

Compartir

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Estado

En transporte
2021

Ficha del juego

Edad recomendada
6+ años
Número de jugadores
2, 3, 4, 5, 6
Duración
15 min

Precio

Pendiente

Autor

Théo Rivière y Cédric Barbé
Tipo
Filler, Party
Ideal para
Familias, Niños, Partidas rápidas
Mecánica
Habilidad
Categoría
Dados
Si te gusta Sticky Chameleons prueba también con

Noticias relacionadas

you-are-in@2x

¿Te gustaría acceder a contenido exclusivo?