TCG Factory

Cómo jugar a Port Royal Big Box

Compartir

Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp

Recluta marineros y piratas, sube pasajeros a bordo y obtén el favor de los gobernantes. ¡Lánzate a la mar con Port Royal Big Box, la nueva edición del juego de cartas clásico del reputado autor Alexander Pfister que TCG Factory publica en español!

Port Royal es un juego para 1 a 5 personas a partir de 8 años de edad y partidas que oscilan entre los 20 y los 50 minutos de duración, dependiendo de la modalidad que se escoja. La Big Box de Port Royal es una versión renovada con imágenes y diseño actualizados que incluye el juego base, las cartas promocionales del tahúr y las tres expansiones del juego:

  • ¡Izad las velas!
  • Solo un contrato más
  • Comienza la aventura

Con esta caja podrás jugar en modo competitivo, pero también de manera cooperativa e incluso en solitario. ¡Podrás incluso disfrutar de una variante en forma de campaña narrativa con 5 capítulos que te guiará a través de una historia de piratas y tesoros!

El juego base de Port Royal Big Box: un clásico con nuevas ilustraciones

Para mostrarte cómo se juega a Port Royal de TCG Factory, hemos publicado un videotutorial en el que te desgranamos las claves del título de Pfister. Puedes verlo aquí abajo. No obstante, te invitamos a leer el reglamento para tener una visión lo más acertada posible de las normas. Lo encontrarás en la caja del juego, y también puedes descargarlo directamente pinchando en este enlace.

En Port Royal hay cuatro tipos distintos de cartas:

  • Profesiones: Constituyen el grueso del mazo de juego. Encontrarás piratas, marineros, comerciantes, capitanas, almirantes… Podrás reclutarlos para que te ayuden con sus habilidades y te otorgan puntos de influencia para ganar la partida.
  • Expediciones: Complétalas para obtener monedas y puntos de influencia adicionales.
  • Impuestos: Obligan a descartar monedas a las personas que más riqueza atesoren, y también conceden interesantes beneficios.
  • Barcos: Conceden monedas cuando comercias con ellos y también constituyen la base de la mecánica de juego. Te interesa encontrar barcos de distintos colores y evitar a toda costa dar con dos barcos del mismo color en tu turno.

Port Royal se juega por turnos: primero un jugador, luego el de su izquierda y así sucesivamente.

Cuando te toque jugar, muestra la primera carta del mazo de juego. A partir de ahí, tu turno se divide en 2 fases:

  • Descubrir: Ve mostrando, una a una, cartas del mazo de viaje hasta que decidas plantarte y no mostrar más. Si muestras dos barcos del mismo color, tu turno termina de forma súbita, no juegas la siguiente fase y le toca al siguiente jugador. Pero si no muestras suficientes cartas, te limitarás a ti mismo. Esta es la clave de Port Royal: forzar la suerte, pero no demasiado.
  • Comerciar y contratar: Dependiendo del número de barcos de distintos colores que hayas mostrado en la fase anterior, podrás optar a tomar 1, 2 o 3 cartas de entre todas las mostradas en la fase de descubrir. Si tomas un barco, obtienes monedas de oro; si tomas una carta de profesión, tienes que pagarla y luego llevarla a tu reserva. A partir de ese momento podrás usar su habilidad especial y obtienes puntos de influencia. Cuando hayas tomado tus cartas, el resto de personas podrán elegir y tomar también una carta (pagándola en el caso de que elijan una carta de profesión), pero tendrán que pagarte 1 moneda de oro como compensación si deciden hacerlo.

El juego continúa hasta que alguien logra 12 puntos de influencia. En ese momento se desencadena el final de la partida: el resto de personas juegan un turno más hasta completar la ronda y, después, todos cuentan los puntos de influencia reunidos. Gana quien más haya obtenido.

Así de sencillo es jugar a Port Royal.

¡Izad las velas!, una expansión más sencilla y de menor duración

¿Buscas una experiencia Port Royal más sencilla para iniciar a algún familiar o amigo y para compartir con los más peques de la casa? La Big Box incluye la expansión ¡Izad las velas!, que se puede jugar de forma independiente y sin las cartas del juego básico para obtener partidas más cortas y sencillas.

Esta expansión no incluye expediciones, añade pasajeros (que conceden puntos de influencia pero no tienen habilidades propias) y recorta el número de puntos para desencadenar el final de la partida, de los 12 habituales a 8.

Además, puedes combinar parte de las cartas con las del juego base para lograr una experiencia mucho más completa.

Solo un contrato más: ¡juega en solitario!

Enriquece tus partidas con las nuevas cartas gigantes de contrato. Con ellas ganas una nueva forma de obtener puntos de influencia y, además, dos variantes de juego adicionales.

En el vídeo que te dejamos aquí abajo te explicamos cómo incorporar esta expansión a tus partidas de Port Royal Big Box.

Si lo tuyo son los juegos de mesa cooperativos, con Solo un contrato más podrás compartir partida con hasta cuatro personas más para competir contra el juego y ganar (¡o perder!) de forma colaborativa.

Una historia única en 5 capítulos: ¡Comienza la aventura!

La expansión Comienza la aventura plantea vivir una historia que se divide en 5 capítulos y que puedes jugar en solitario, de forma cooperativa o en partidas competitivas.

En este vídeo te explicamos cómo se juega con esta ampliación.

Archivada en

Comenta la noticia

Únete a la comunidad TCG Factory para participar

Suscríbete a este hilo
Notificar
2 Comentarios
Ver los más antiguos
Ver los últimos Ver los más valorados
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
Ledacri

Es un juego que ya tenía en mis manos, pero este nuevo arte, ufffff… ¡Está mucho mejor!
Un acierto poner más personajes femeninos también. Bravo!
Y bien explicado por supuesto jeje

you-are-in@2x

¿Te gustaría acceder a contenido exclusivo?