Lions of Lydia: del trueque al albor de la moneda

Compartir

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

El Mundo Antiguo está cambiando.

El reino de Lidia acaba de acuñar las primeras moneadas de oro del mundo. El trueque será sustituido en breve por la moneda como medida de cambio preferida de toda civilización.

Lios of Lydia es un juego de mesa de reglas sencillas y gestión de mercaderes, recursos y cartas sobre los albores de la moneda. Tu misión es sencilla: enviar a tus mercaderes a las puertas de acceso a la ciudad para intercambiar recursos y aumentar tus propiedades. Aborda a los nobles para hacerte con sus monedas y convertirte así en el mercader más reputado de toda Lidia.

¿Serás capaz de elegir la mejor combinación de mercaderes para lograr tus objetivos? ¿Te las apañarás para ser el primero en conseguir las propiedades más valiosas? ¡Hazte con el control de las nuevas monedas de oro!

Cómo se juega a Lions of Lydia

Lions of Lydia es un juego del autor norteamericano Jonny Pac Cantin para 2 a 4 jugadores a partir de 13 años de edad y partidas que duran entre 30 y 60 minutos. La propuesta se sencilla: envía a tus mercaderes a conseguir e intercambiar recursos para comprar y desarrollar tus propiedades y ser, al final de la partida, el jugador con más puntos de victoria.

Hemos preparado este vídeo para explicarte de manera gráfica cómo se juega a Lions of Lydia. Puedes combinarlo con este mismo artículo y el propio reglamento del juego para obtener una visión completa de cómo funciona el juego en mesa.

Cada jugador empieza la partida con un tablero personal en el que llevará la cuenta de los cuatro recursos disponibles en el juego (rojo, amarillo, azul y verde), así como de las mejoras que va consiguiendo durante el juego. También tiene a su disposición desde el principio su primera propiedad, que se corresponde con el color de tablero escogido, y una bolsa de tela en la que mete sus cuatro meeples (uno de cada color).

Tablero de jugador de Lions of Lydia.

En la mesa se coloca el tablero central junto a las propiedades disponibles para la venta.

  • En cada esquina del tablero central se coloca la puerta de su color y un meeple de un color diferente al de la puerta.
  • En el centro, en el espacio de la fuente, se ponen cuatro meeples, uno de cada color.
  • En cada uno de los cuatro laterales del tablero se ponen: tres cartas plateadas, dos moradas y una dorada (con un meeple dorado encima).

A un lado del tablero se forma la reserva de dinero con las 40 monedas que incluye la caja.

Arranque de una partida a Lions of Lydia.

El objetivo del juego es reunir la mayor cantidad posible de puntos de victoria, que se consiguen a través de las cartas. Todas las cartas tienen una cara básica y una desarrollada que proporciona el doble de puntos de victoria.

  • Las cartas plateadas y doradas otorgan, además, recursos extra.
  • Las cartas moradas proporcionan puntos de victoria adicionales dependiendo de diversas condiciones.

El sistema de juego es sencillo. Elegid quién empieza a jugar y a partir de él, iréis jugando todos en el sentido de las agujas del reloj. El final de la partida se desencadena cuando un jugador desarrolla un número determinado de propiedades (8 a cuatro jugadores, 7 a tres jugadores y 6 a dos jugadores). El resto de jugadores juegan un último turno y el que haya logrado más puntos de victoria se convierte en el ganador.

Cuando te toque jugar tu turno es tan sencillo como seguir estos pasos:

  1. Saca un meeple a ciegas de tu bolsa.
  2. Colócalo o bien en una de las puertas o bien en el espacio central de la fuente.
  3. Toma uno de los meeples de la fuente.
  4. Pasa el turno al jugador de tu izquierda.

La clave reside en el espacio al que envías a tu meeple.

Si lo colocas en una puerta:

  • Ganas tantos recursos como piezas haya en esa puerta, entre meeples y la propia puerta. Por ejemplo, si hay 2 meeples rojos, 1 verde y estás en la puerta amarilla ganarías 2 recursos rojos, 1 verde y 1 amarillo.
  • Si tienes cartas de propiedad, revísalas con atención para ver si te proporcionan recursos.
  • Existe, además, una regla muy importante: si el meeple que colocas es dorado o pones tu meeple en una puerta donde ya hay un meeple dorado tienes la oportunidad de ganar monedas. Elige, si quieres, uno de tus recursos para reducirlo a cero y ganar tantas monedas como puntuación tenías en ese recurso.
  • Si al final de todo este proceso hay dos meeples iguales en la puerta, llévalos a la fuente.
  • Para finalizar, escoge uno de los meeples de la fuente y mételo en tu bolsa.
En esta puerta obtendrías dos recursos rojos, uno amarillo y uno azul… y podrías elegir ganar monedas a cambio de tus recursos.

Si lo colocas en la fuente:

  • Puedes comprar y/o desarrollar cartas de propiedad.
  • Para comprar, elige uno de los laterales del tablero central y compra las cartas que quieras y puedas (el coste está en la parte superior de cada carta); pero ten en cuenta que todas las cartas que compres tienen que ser de ese mismo lateral.
  • Para desarrollar una carta que ya tengas en tu posesión (incluso que hayas adquirido en el mismo turno), vuelve a pagar su coste y dale la vuelta.

El primer jugador en completar el número exigido de cartas desarrolladas se quedar, además, con la fuente, que otorga un punto de victoria por cada moneda que tenga.

¡Ocho miniexpansiones incluidas en la caja base!

La edición en español de Lions of Lydia incluye, además del juego básico, ¡8 miniexpansiones que te servirán para adaptar el juego a tu propio estilo! Pruébalas por separado y combínalas hasta en grupos de 4 para lograr una amplísima rejugabilidad.

La caja de Lions of Lydia va llena hasta arriba: 1 tablero central, 4 para los jugadores, 40 meeples de mercaderes, 16 fichas de recurso, 48 monedas de madera, medio centenar de cartas, 1 miniatura de fuente de madera, 16 losetas, 4 bolsas de tela…

Las 8 miniexpansiones que incluye Lions of Lydia permiten multitud de combinaciones que aportan distintas experiencias:

  • El rey Creso: Consigue más recursos y trata de obtener el favor del monarca tratando de no beneficiar demasiado a tus oponentes.
  • Aguas del Pactolo: Cuenta la leyenda que el rey Midas se bañó en las aguas de este río para librarse de la maldición del toque de oro. Esta miniexpansión de cuatro cartas te permite conseguir monedas de oro de una forma alternativa.
  • El gremio de los artesanos: Contrata a los artesanos, un tipo especial de mercader (representado con meeples morados) que podrás usar como si fuera un comodín.
  • Los patios: Adjunta a tu tablero de jugador una loseta que siempre tendrá un meeple que podrás usar en lugar del que saques de la bolsa.
  • La tumba de Aliates: Adquiere las cartas doradas para desbloquear las losetas de la tumba de Aliates y convierte tus recursos en preciadas monedas.
  • Arquitectos reales: ¡Con esta expansión podrás comprar cartas de dos laterales del tablero en lugar de uno… siempre que lo hagas con un mercader lidio!
  • Carreras de cuadrigas: Vive las famosas carreras de cuadrigas y obtén nuevas opciones de conseguir grandes beneficios para tu hacienda.
  • Las fincas: Obtén nuevas losetas que te permitirán duplicar el valor en puntos de victoria de tus cartas de propiedad.

Recuerda que puedes contarnos qué te ha parecido Lions of Lydia contactando con nosotros a través de los comentarios de abajo o mediante nuestras redes sociales.

Archivada en

Comenta la noticia

Únete a la comunidad TCG Factory para participar

Suscríbete a este hilo
Notificar
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
you-are-in@2x

¿Te gustaría acceder a contenido exclusivo?